martes, 2 de diciembre de 2008

El Saraguato negro (Alouatta pigra): su salud poblacional en Problemas

En Balancán, Tabasco al sureste de México el hábitat de los monos aulladores negros esta despareciendo debido a la fragmentación y a la tala inmoderada para desarrollar actividades agrícolas y ganaderas. Actualmente, se están devastando nuevas áreas selváticas para la instalación de grandes extensiones de sorgo y para el aumento de tierras con forraje para el ganado. Todos estos factores antrópicos han obligado al mono aullador negro a bajar al suelo en busca de alimento u otros sitios para habitar, inclusive se les ha visto bajar a comer enredaderas con cerdos alrededor de ellos y cruzar pastizales entre las patas de las vacas.

video


Nosotros creemos que todos estos problemas ocasionan riesgos a la salud poblacional de los aulladores, terminando en una mala calidad de vida, vemos aulladores con problemas respiratorios, cicatrices, altos niveles de estrés y probablemente con una nutrición deficiente. Estos estudios de salud poblacional son muy complicados y costosos, sin embargo la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre (DGZVS) en colaboración con el Instituto de Ecología A.C. y el Instituto Politécnico Nacional, coordinados por la Dra. Rosalía Pastor Nieto, Dr. Juan Carlos Serio-Silva y el Dr. Hectór M. Zepeda López, mediante el financiamiento de la Wildlife Conservation Society EUA emprenden este importante proyecto para evaluar la salud de la población de los aulladores que viven en un paisaje fragmentado.

Ayuda a la conservación del saraguato

No compres maderas que provengan de las selvas tropicales de manera ilegal, no fomentes la tala inmoderada!!!

Evita comprar fauna silvestre y en especial primates mexicanos (saraguatos y monos araña), pues por cada uno a la venta mueren sus padres que los protegían de sus capturadores!!!

Recuerda que cada árbol talado es un espacio perdido para el hábitat de los aulladores y muchos otros animales silvestres...y por supuesto son de gran ayuda para reducir los efectos del cambio climático que nos ocasionan graves catástrofes!.


video

Escucha mi sorprendente voz!!!

Vídeo 1 creado por Ricarda Ramírez-Julian durante su estudio sobre el comportamiento de monos aulladores negros en Leona Vicario, Balancán, Tabasco y vídeo 2 creado por Pozo-Montuy durante el reconocimiento demográfico por Playas de Catazajá, Chiapas. Edición para el Blog de los vídeos: Gilberto Pozo-Montuy




viernes, 21 de noviembre de 2008

Del Jaguar y el Águila Arpía al perro cazador y los automóviles

Los monos aulladores han sido la presa de depredadores naturales tales como el Jaguar y el Águila Arpía cuando aún existían grandes extensiones de selva en el sureste de México. Sin embargo, los depredadores de los aulladores que únicamente cazan para alimentarse han sucumbido ante las presiones humanas tales como la deforestación de las selvas y la cacería furtiva.

Actualmente, el mono aullador ya no es presa para los jaguares y las águilas, ahora es una presa fácil para los múltiples perros que tienen los
rancheros en sus casas, se han visto familias rurales de dos hasta 8 perros, los cuales no son debidamente cuidados y tienen que salir a cazar, otros entrenados para cazar junto a su amo, están acostumbrados a matar todo lo que ven durante su tránsito en los fragmentos de selva. Muchos perros matan a los aulladores por instinto y por influencia de los amos, los perros jamas se comen a los monos los cuerpos quedan abandonados y desgarrados.

Otros monos, que se salvan de los ataques de perros, sufren períodos de inflamación e infección antes de morir por las heridas ocasionadas, muy pocos sobreviven y se observan con cicatrices en sus cuerpos y rostros.

Por otro lado, los monos al moverse de un fragmento de selva a otro con el fin de mantener su flujo de genes y crear nuevas tropas y encontrar alimento se ven forzados a cruzar algunas barreras tales como las carreteras exponiéndose frecuentemente a ser atropellados por los automovilistas que manejan a alta velocidad.

Los monos antes parte de la cadena alimenticia del jaguar y el águila harpía, ahora su muerte no tienen ninguna función mas que el extermino de ellos mismos.

Por todo lo anterior, nuestro equipo de trabajo se ha propuesto evaluar las poblaciones del mono saraguato en la cuenca baja del río Usumacinta y llevar a cabo estrategias de conservación, como lo son la concientización ambiental en las comunidades rurales, colocación de letreros y puentes para la fauna y reforestación. Sin embargo, es imprescindible el apoyo por parte del gobierno y otras instituciones para lograr la conservación del saraguato en México.

viernes, 30 de mayo de 2008

Platicando con Dios.


¿Qué pasa?, ¡están talando de nuevo! No puede ser, ¿por qué Dios mío, ¡¿por qué?!, ¡¿es que no nos dejarán nunca en paz?! Día tras día nos quitan los árboles, día tras día nos quitan el alimento, estamos viviendo en una pequeña área, ya se lo han terminado todo, no nos queda nada. Nosotros sabemos bien, Dios mío, que los hombres tienen que comer y dar sustento a sus familias pero yo también respiro y pienso, yo también tengo hijos. Mientras que nosotros ayudamos a regenerar lo que ya esta casi perdido en 20 años,  ellos vienen y en un minuto con su hacha y sus sierras acaban con todo. Yo sé que ellos piensan que somos muchos y que nos vamos a otro lado pero están equivocados, nosotros tenemos una casa, -la selva- y si salimos de ella corremos muchos peligros, ¡cuántos de mis compañeros han muerto ya por ir en busca de nuevos sitios para vivir junto con sus familias! Dios mío, ellos son más que nosotros pero eso no es justificación para condenarnos a la muerte, a la extinción.

Dios mío, ojalá los hombres tomen conciencia por el bien de ellos y también el de sus hijos, ¿a caso no se dan cuenta que ellos también corren peligro?, puesto que cuando se acabe todo esto no tendrán aire puro, las tierras de las que se creen dueños ya no serán fértiles y también su alimento y el agua se les va a agotar. El clima ha cambiado, las temperaturas aumentan cada vez más, las lluvias por más que las proclamamos con nuestros aullidos tal pareciera que el cielo no nos escucha.

“Ojalá, Dios mío, logres iluminar la conciencia del hombre para que ya no siga destruyendo esta tierra que compartimos todos”.

El mono pensando.


Buenos días amigos, hoy he visto esta fotografía y quedándome viendo los ojos del mono aullador puedo sentir qué está pensando, ¿qué crees que piensa?, mira bien sus facciones, mirando al horizonte con un poco de nostalgia quizás, pero ¿por qué con nostalgia? Cuando tomé esta fotografía el mono estaba reposando sobre un bejuco después de su sesión de alimentación vespertina, a escasos 30 cm del suelo. Ustedes deben saber que estos monos han sido considerados por la biología como arborícolas por su cola prensil y que en una selva lluviosa conservada podemos observarlos con mucha dificultad en árboles de mínimo 40 m de altura.

¿Ustedes podrían imaginarse qué puede estar pensando el mono después de heber estado a 40 ó 50 m. de altura en las grandes ramas de esos gigantescos árboles y ahora sentirse tan cerca de la tierra?, pues siento que es lo siguiente:

MONO: ¡Qué triste me siento!, aquí estoy con mi familia casi a un instante del suelo, comiendo lo que encontramos, de lo que nos quedó después de la catástrofe de la que fuimos víctimas, como quisiera andar en áquellos árboles tan majestuosos que nos brindaban su cobijo, alimento y bienestar. Ahora mis hijos no han conocido lo que era una verdadera selva, ahora viven conmigo en este acahual, en este pequeño fragmento de vegetación con árboles que apenas sostienen mi peso, desplazándonos por el suelo para llegar a otros árboles aislados corriendo el peligro a cada instante de que nos ataquen aquellos amigos del hombre, son muy crueles con nosotros, no quiero que mis hijos o mis monitas pasen algún día por lo que ya han sufrido otros de mis compañeros, ser descuartizados por esos animales. Antes moriré yo.

lunes, 19 de mayo de 2008

Curso de Primatología en Balancán, Tabasco.



En un documento memorable, uno de los pioneros de la Primatología, el Dr. Claude Bramblett decía que “el primatólogo dedicado al trabajo de campo llega a apreciar mejor la belleza, dignidad y el valor de los modos de vida de nuestros parientes mas cercanos, quienes son merecedores de algo más que una mirada de indiferencia. Así, mientras existan primates no humanos en nuestro planeta, tendremos un vivo recuerdo del origen de nuestra especie”. Los tiempos que corren le dan la razón a este gran investigador. Cada día es más claro que el estudio de los monos en su hábitat natural se constituye como un compromiso de muy alta seriedad. Así, además de remitirnos a hurgar en las bases biológicas del comportamiento humano, también nos da la oportunidad de acercarnos a conocer las expresiones ecológicas, conductuales, fisiológicas y de respuestas a la fragmentación del hábitat que tienen estos animales en su ambiente selvático.

Debido a esta importancia y compromiso con estas especies de fauna silvestre es urgente considerar la formación de cuadros de estudiantes interesados en esta disciplina, que constituyan a corto plazo una nueva generación de primatólogos de campo. Es imprescindible el entrenamiento en campo directo con las poblaciones de monos silvestres e impulsar las habilidades en el manejo de herramientas tecnológicas que permitan analizar la mejor forma de emprender proyectos en ecología, comportamiento y sobre todo su conservación.

Este curso constituye una opción única para los participantes interesados en los métodos y técnicas para el estudio primates silvestres y de los cuales, muchos de ellos tendrían aplicabilidad para otras especies de fauna silvestre. Sin duda, la aportación más importante de este esfuerzo será formar académicamente a investigadores que muestren un real compromiso con las especies de primates mexicanos catalogados en peligro de extinción. Lo anterior repercutirá en la planeación futura de estrategias de análisis y manejo para la recuperación de especies en su hábitat natural, así como en la propuesta de políticas públicas y privadas que coadyuven a la conservación de los primates silvestres en el sur del país.


JCSS.

martes, 13 de mayo de 2008

La Voz del Saraguato

Hoy, surge un espacio destinado para la expresión de uno de los primates más estudiados de América, pero que muy poco ha recibido de la ciencia. Este espacio tiene como objetivo dar a conocer los problemas y sentimientos de los monos saraguatos que habitan hoy en día en situaciones precarias en lo que queda de vegetación en el Sureste de México. Esperamos generar un fuerte apoyo y hacer presión hacia todos los niveles; académico, gobierno y privado, con el fin de conservar a estos animales y evitar su extinción junto con las de las selvas.



¡Saraguatos hoy aquí esta su VOZ!...